Skip to main content

Full text of "El Presidente de la República, Rafael Carrera, Mayo 7"

MINISTERIO 

DE 



E. 



|L E.vmo. Sr. Presidente de la República, se ha servido emitir el 
siguiente decreto: 

7>0 V RAFAEL CARRERA, Capitán General del ejército; Caballero Gran 
Cruz de la Orden Pontificia de San Gregorio Magno, en la clase 
militar; Comendador de la de Leopoldo de Bélgica; Presidente de 
la República de Guatemala; etc. etc. etc. 

Por cuanto la Cámara de Representantes de la República de 
Guatemala, habiendo tomado en consideración la iniciativa del Gobier- 
no, relativa á las pensiones que deben disfrutar las familias de los 
rmplcados civiles y militares, después del fallecimiento de éstos, y de- 
terminar las reglas que han de observarse para su concesión, asi como 
para la creación de los fondos con que deben sufragarse estas pensiones, 

HA ESTABLECIDO POR LEY LO SIGUIENTE: 

Artículo. 1.° — Se establece el Montepío civil y militaren favor 
de las viudas, hijos legítimos y madres viudas de los empleados que 
se espresarán, con el descuento de un dos por ciento de sus respec- 
tivas dotaciones, y con los demás fondos que se destinen á este objeto; 
debiendo entretanto satisfacerse con las rentas públicas, las asignacio- 
nes que se hagan en virtud de esta ley. 

Art. 2. ° — Gozarán del Montepío las viudas, los hijos legítimos y 
las madres viudas de los Presidentes de la República. 

Art. 3. ° — Gozarán igualmente de esta gracia las viudas, hijos 
legítimos y madres viudas de los fuucionarios y empleados siguientes: 
Ministros del Gobierno y Oficiales mayores de sus Secretarias: Ma- 
gistrados, Fiscales y Jueces: Contador Mayor y los de glosa: Cor- 
regidores, Administradores, Contadores y Vistas de las Aduanas es- 



tablecidas, ú que en adelanto so establezcan: Tesorero y Contador de 
la Tesorería, Superintendente, Fiel, Ensayador y Grabador de la Casa 
de Moneda: Administradores departamentales; y en lo militar, de Ca- 
pitán inclusive, arriba. 

Art. 4. ° — Para que los deudos de dichos empleados tengan dere- 
cho á gozar del Montepío, éstos deben haber prestado un servicio 
electivo por espacio de diez años; aun cuando haya sido en diversas 
épocas y destinos; mas se perderá este derecho, si por faltas graves, 
debidamente calificadas, hubiere ocurrido interrupción en el servicio. 
Art. 5.° — Las viudas, hijos y madres legítimas de los empleados 
civiles y militares espresados, gozarán déla cuarta parte de la dota- 
ción que hubieren disfrutado sus maridos, padres 6 hijos al tiempo 
de su fallecimiento. 

Art. (>. - — En caso de que tomen nuevo estado las viudas que 
estén gozando del Montepío, éste recaerá en los hijos, disfrutándolo 
los varones hasta la edad de veinticinco años, y las mugeres, mien- 
tras no tomen estado. 

Art. 7. ° — La pensión del Montepio cesa, para los varones que 
antes de cumplir los veinticinco años obtengan empleo público con 
igual 6 mayor sueldo, en cuyo caso recaerá en los demás hermanos, 
si los hubiere. 

Art. 8.° — Se pierde la gracia del Montepio por conducta notoria- 
mente viciada de las personas en cuyo favor se hubiere declarado; y 
en tal caso, el Gobierno mandará instruir las diligencias necesarias, 
para hacer la declaratoria que corresponde. 

Art. 9.° — También se pierde por pasar á residir á pais estrangero 
sin permiso del Gobierno. 

Art. 10. — Para obtener el Montepio, debe acreditarse, que se ha 
hecho el descuento mensual del dos por ciento del sueldo respectivo, 
6 del honorario correspondiente á dichos empleados. Este descuento 
se comenzará á hacer desde la publicación de esta ley, verificándose 
en la Tesorería y administraciones, donde se pagan los sueldos y ho- 
norarios. 

Art. 11.° — Tendrán derecho al Montepio respectivo, los deudos 
espresados de los funcionarios y empleados civiles y miltiares, que ac- 
tualmente se hallan en servicio, siempre que estos sean de los com- 
prendidos en el presente decreto y fallecieren en ejercicio de sus 
destinos, después de haber completado los diez años que se exijen; 
aun cuando no hayan hecho antes de ahora el descuento prevenido. 

Art. 12. — Las viudas, hijos ó madres viudas de los funcionarios y 
empleados que tallecieren antes del tiempo designado en esta ley para 
el goce del Montepio, serán socorridos por el Gobierno, según las cir- 
cunstancias de cada caso y por una sola vez, con dos 6 mas mesadas 
del sueldo que disfrutaba el funcionario ó empleado; no debiendo es- 
ceder del respectivo á un año. 



Ait. 13. — A los que hayan obtenido retiro ó jubilación, se les hará 
el descuento correspondiente á la parte del sueldo que gocen; pero 
sus viadas, hijos ó madres, disfrutarán la cuarta parte del que aquellos 
disfrutaban al tiempo de su jubilación ó retiro. 

Art. 14. — Respecto de las viudas, hijos y madres legítimas délos 
militares que murieren en acción de guerra, queda vigente lo dispuesto 
en decreto de 15 de Noviembre de 1848. 

Art. 15. — Para obtener la declaratoria al goce del Montepío, los 
interesados respectivos, en el orden que queda espresado, se presen- 
tarán al Gobierno con la certificación que acredite haberse hecho el 
descuento y servicio prevenido; y sustanciada la solicitud, se hará la 
declaratoria que corresponda. 

Por tanto, y sancionada de acuerdo con el Consejo de Estado la 
preinserta disposición, mando se publique, cumpla y ejecute. 

Palacio del Cobierno, Guatemala, Mayo siete de mil ochocientos 
cincuenta y ocho. 

Rafael (Cantra. 

El Ministro de hacienda y guerra, 
José Nájera. 

Y por disposición del Ezmo. Sr. Presidente de la República, se 
imprime, publica y circula. — Guatemala, Mayo 7 de 1858. — Najera» 



ACUERDO 

PARA LA EJECUCIÓN DE ESTA LEY. 

Palacio del Gobierno, Guatemala, Mayo 7 de 1858. 

1.° — Se dispone: que el descuento de dos por ciento que debe 
hacerse de sus sueldos á todos los empleados civiles y militares com- 
prendidos en ella, comenzará desde el 1. ° del próximo Junio. 

2.° — El descuento que se verifique mensualmente, se cargará en 
el libro manual en la tesorería, aduanas ó administraciones donde se 
paguen los sueldos y honorarios; y se abrirá una separación en el de 
ramos, para trasladar las partidas respectivas. 

[Rubricado por S. E.] 

Nájera*